Posiblemente al leer el titulo habrás pensado que estamos locos, que es imposible visitar París en 1 día, y te doy la razón. Para ver París se necesita más de uno y de dos días, sobre todo para poder recorrer tranquilamente sus calles y disfrutar con calma de sus edificios y su gente.

Pero como no todo el mundo dispone de medios y de tiempo para estar unos cuantos días en la ciudad del amor, os vamos a contar la ruta que hicimos para ver “todo” lo más importante (o conocido) de París en un sólo día.

No creáis que fuimos corriendo de un lado a otro, ni mucho menos, lo único que recomiendo es un buen calzado y un buen madrugón para aprovechar esta ciudad desde muy temprano.

Nuestra ruta para ver París en 1 día

1. Campos Eliseos.

Nosotros nos alojamos en una zona alejada del centro, por lo que lo primero que hicimos fue coger metro hasta los Campos Eliseos. En nuestro caso, el metro nos dejó a mitad de los Campos Eliseos más o menos, pero si queréis, podéis ir directamente al Arco del Triunfo y empezar a caminar desde allí.

 

2. Plaza de la concordia, Jardín de Tuileries, Arc de triomphe du Carrousel, Place du carrousel.

Caminando desde los Campos Eliseos llegamos a la Plaza de la Concordia, la segunda plaza más grande de Francia y desde se puede ver y entrar al Jardin de Tuileries.

Tras un agradable paseo atravesando el Jardín de Tuileries llegamos al Arco de triunfo de Carrusel y la plaza del mismo nombre.

Hasta aquí ya llevaremos unos tres o cuatro kilómetros (depende desde donde hayáis empezado) pero París están bonito que se pasa el tiempo y los kilómetros sin que te enteres. Así que continuamos.

3. Museo del Louvre y Palacio del Louvre.

Desde la Plaza de Carrusel ya podemos ver uno de los mayores atractivos de París, y uno de los lugares que más ilusión me hacia conocer y seguro que a ti también, la pirámide del Louvre.

Impresiona verlo por fuera y seguramente impresiona más por dentro ya que alberga algunas de las obras más importantes y conocidas del mundo, pero si queríamos seguir viendo París, la visita al museo la tuvimos que dejar para otro viaje con mas días ya que sólo recorrerlo de forma general nos puede costar toda la mañana.

A la vez que contemplamos el museo del Louvre, se puede ver detrás el impresionante palacio real del Louvre, que te dejará con la boca abierta por gran tamaño y su arquitectura.

4. Pont des arts.

Desde la plaza del palacio del Louvre  pasamos directamente al puente de las artes, mas conocido como el puente de los candados por los numerosos candados que las parejas colgaban en sus vallas.

La última noticia que tenemos y hasta donde sabemos es que ya no se pueden poner candados en él y que quitaron todos los que había, pero aun así merece la pena cruzarlo y poder contemplar las vistas del río Sena y de la ciudad desde allí.

5. Barrio Latino

Una vez estebamos en la otra orilla del río decidimos pasear por la orilla del Sena y entrar al barrio latino a tomar algo y dar una pequeña vuelta antes de cruzar el puente hacia Notre Dame

6. Notre Dame

Personalmente, esta catedral gótica fue una de las cosas que más nos gustaron de París, de echo, salimos totalmente enamorados de ella. La entrada a la catedral es gratuita y merece mucho la pena perder un poquito de nuestra apretada agenda para visitarla.

Subir a las torres ya es otra cosa, ya que se forman grandes filas y por lo que hemos leído puede durar más de dos horas, así que esto es otra de las cosas que hay que apuntarse para hacer cuando volvamos a París con más tiempo.

7. Plaza de la Bastilla

A unos 20 minutos andando desde Notre Dame llegamos a la plaza de la bastilla. Es cierto que aparte de la columna que preside la plaza no hay mucho mas, pero esta plaza es un símbolo de la revolución francesa y un lugar histórico de París por lo que merece la pena la vista.

8. Torre Eiffel

Desde la plaza de la Bastilla cogimos el metro para llegar a la zona del monumento por excelencia de París, la Torre Eiffel.

Antes de ir a ver la torre, aprovechamos a comer en esta zona, pero eso ya dependerá de como vayáis de tiempo y de hambre.

Después de coger fuerzas, nos fuimos a ver la Torre Eiffel, y la verdad es que impresiona tanto o más de como se ve en las fotos o en la tele. Pasear por el campo de Marte mientras te vas acercando a la Torre Eiffel es realmente impresionante.

Nosotros no nos conformamos con solamente ver la torre desde abajo y decidimos subir a verla, aunque por problemas climatológicos sólo pudimos subir a la primera planta. El que os de tiempo a subir ya dependerá de como vayáis de tiempo, de las ganas que tengáis de verla y de la gente que haya en la cola, aunque si podéis subir mejor que mejor, ya que las vistas merecen mucho la pena

9. Jardines de Trocadero y Palacio de Chaillot

Una vez bajamos de la torre Eiffel cruzamos de nuevo el Sena, esta vez hacia los Jardines de Trocadero y el Palacio de Chaillot, un lugar muy visitado y concurrido, pero desde donde se pueden hacer unas magnificas fotos con la Torre Eiffel de fondo.

10. Arco del triunfo

Desde el Palacio de Chaillot y caminando unos 10 minutos por la avenida Kleber llegamos al impresionante Arco del Triunfo, situado en el centro de una gran rotonda, llena de vehículos y considerada una de las mas peligrosas del mundo.

Para acceder al arco tenéis que usar unos pasos subterráneos que hay en las avenidas.

En la base del arco encontrareis una llama que siempre esta encendida y que representa a todos los franceses que murieron en la primera guerra mundial y no fueron identificados, además en los pilares hay un montón de nombres grabados, estos son batallas ganadas por los ejércitos de Napoleón y nombres de generales franceses.

La subida al arco nosotros la dejamos para otra vez con más tiempo (Esto de ver París en 1 día no es nada fácil!) pero como siempre, si tienes tiempo o te apetece dicen que merece mucho la pena las vistas desde allí.

11. Basílica Sagrado corazón

Después de visitar el centro de París, cogimos el metro hasta el encantador barrio de Montmartre para visitar los dos últimos lugares de nuestro recorrido por París.

Antes de llegar a la Basílica, lo mejor es dar un paseo por las calles de este barrio llenas de tiendas, restaurantes y artistas. Nosotros aprovechamos este paseo para comer un crepe (no podíamos irnos de París sin probarlos)

La subida la puedes hacer en funicular o por escaleras, ya depende de lo cansados que estéis o de las ganas. Nosotros a pesar de que a estas alturas ya estábamos bastante cansados subimos a pie mientras hacíamos algunas fotos y contemplábamos las vistas.

El Sacré Coeur junto con Notre Dame fue de las cosas que más nos maravilló de París y es que su tamaño, su cúpula (que se puede ver desde diferentes puntos de París),  el lugar donde se sitúa y el ambiente que la rodean hacen de ella una visita imprescindible.

12.  Moulin Rouge

La última caminata la hicimos para ver el famoso cabaret del Moulin Rouge situado a los pies de Montmartre en el número 82 del Boulevard de Clichy,

Esta es otra de las cosas que tenemos pendiente para la próxima visita a París, y es entrar a ver uno de sus espectáculos, ya que en esta ocasión sólo pudimos verlo por fuera y hacer las correspondientes fotos.

 

Desde aquí ya nos dirigimos al hotel, muy cansados porque además de toda la caminata cuando fuimos era febrero y hacia mucho mucho frío, pero contentos de haber visto un poquito de París y con ganas de volver con mas tiempo para poder ver con calma todo lo que nos dejamos en la lista de cosas pendientes para hacer y ver.

Espero que os haya gustado y si os animáis a visitar París o creéis que hay algo más que también debería verse cuéntamelo en los comentarios!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *